Se va el 2013


Ya está terminando el 2776. Bueno, si lo cuentas desde el sistema “ab urbe condita” que cuenta como inicio la fundación de Roma, es el 2776. Pero para nosotros es el 2013. Y luego de ese momento cultural, llega la hora del típico resumen de fin año. Y a decir verdad, este año me pasaron hartas cosas. Muchas más de lo que me esperaba por estas mismas fechas el año pasado.

Primero que nada, a mediados de enero me invitaron a formar parte del grupo de “Ilustradores chilenos” en Facebook. De partida, la palabra “ilustradores” ya me quedaba grande; aún así me metí. Consistía en desafíos semanales (o al menos así solía ser) acerca de distintos temas, estilos o lo que sea. Grande fue mi sorpresa al ver que reconocidos ilustradores formaban parte del grupo, como Sergio Lantadilla (más conocido como Peerro, a la postre administrador del grupo), Genzo, y etcétera. Mi primer aporte no fue del todo digno del grupo, pero después me fui atreviendo y probando nuevos estilos y poniéndole más empeño a los dibujos. También, directa o indirectamente gracias a dicho grupo, conocí más gente que gusta del dibujo y que además se dedica profesionalmente a ello, lo cual me ha servido para aprender un poco más.

Así también en Subcultura (lugar donde publico mis webcomics) me he atrevido a ser más partícipe en la comunidad: a diferencia de octubre de 2012 que era un usuario silencioso, este año empecé a relacionarme con distintos usuarios, conocerlos, y seguir activamente sus cómics. Además, me encontré con varios compatriotas en esta red, con los cuales aproveché de socializar. Sin duda hay hartos chilenos en Subcultura.

Por razones de arreglos de guión y porque no estaba muy contento, Günther quedó en pausa, y decidí avanzar con una idea que tenía hace mucho tiempo. Así, luego de planear guiones, diseñar personajes, dibujar hartas tiras y vender cantidades descomunales de humo a través de las redes sociales, el 20 de julio por fin sale a la luz “Habitación 8”; y hasta el momento me he sentido satisfecho con lo logrado. Sé que como toda obra humana, siempre se puede mejorar algo, y a ver si lo logro avanzar más. Las ganas de seguir esta historia son grandes.

También, este año, en nuestro curso del colegio (el 4° Medio A, del cual ya egresé) estrenamos polerón de nuestra generación, diseñado por este humilde servidor. Al menos se puede asegurar que es un diseño exclusivo y que nadie lo copiará. Una alternativa al típico pollerón con algún mono de la tele y una frase relacionada con alcohol.

Pero lejos lo que me ha tenido más contento es ser parte de la carta de Café Comics (en Santiago de Chile), junto con destacados artistas. Cabe destacar que esta es la primera carta de Café Cómics creada con ilustraciones especialmente para el proyecto. Para recibir el premio y ver la carta en vivo tuve que viajar a Santiago (un viaje relámpago, tomando en cuenta que después debía dar la PSU), y así me convencí que la gente que conocía a través de internet existe en la realidad y no eran un invento de mi imaginación. Ahí aprovechamos de compartir, hacernos dibujos lindos y tomarnos un café bien conversado.

Y fuera de que me licencié de cuarto medio, me fue bien en la PSU y ya entraré a la U, ese ha sido mi 2013. De verdad que ha sido un año lleno de satisfacciones. Primero, quiero agradecer a toda la gente que he conocido o con la que he socializado este año: no quiero empezar a nombrar porque temo que se me olvide alguien, pero quiero que sepan que los llevaré conmigo. Muchas gracias por los mensajes, los comentarios, por confiar en los resquicios de talento de este servidor. De verdad, muchas gracias.

Las ganas de hacer más cosas el 2014 son poderosas: avanzar más tiras de mi regalona “Habitación 8”, planear nuevas historias y experimentar con cosas nuevas con “Dos carillas”, a seguir mejorando en cuanto a dibujo se refiere y, lo más importante, dibujar por gusto propio.

Saludos, y nos vemos el 2014 (en unos días más).

LV.-

Puede que te interese...