Al pie de la escalera

El miércoles iba saliendo del patio de comidas del mall del centro, y me disponía a bajar para "aplanar calle" un rato. Y así me fui a la escalera mecánica. A los pies de dicha escalera había una pareja de un chico y una chica (ignoro si eran amigos, hermanos o pololos; no soy vidente). En el chico no reparé mucho, peor la chica tenía pelo castaño tirando a rojizo, una polera manga corta que por detrás decía Nirvana en rojo con su característica fuente serif, una mochila verde oscuro con un montón de parches costurados con logos de bandas, pantalones azul eléctrico y zapatillas Converse rojas. Recuerdo que cuando iba bajando, se quedó mirándome fijamente, y yo la miré de vuelta. Así, sin palabras, ella se quedó ahí mismo con su acompañante, y yo seguí mi rumbo.

Luego de un rato de dar vueltas en el mall (contradiciendo mis planes de un inicio), decidí salir. Al abrir la puerta, me di cuenta que venía saliendo ella. Mantuve abierta la puerta (para no mandarle la puerta a plena cara) y la dejé salir primero.

Uno de esos momentos místicos que no suelen pasar, pero que cuando pasan, te cambian el día.

Comentarios

Puede que te interese...